19 enero 2007

LONDON - BACK TO THE BASICS




Tengo la sensación de que es la última vez que viajo a Londres de trabajo. 100 , 200 ? cuántas veces he tenido que ir? ya perdí la cuenta hace tiempo. Ahora la cuenta es marcha atrás.Los outsourcing nos comen, la web nos come, la deslocalización nos come y aquello que decían los libros tan sólo hace dos años de que “el verdadero y más importante capital de una empresa es el capital humano” se ha quedado en una falacia.
Las cosas ocurren rápido, sin que apenas nos demos cuenta, y de repente un día vienen y te dicen que estás en la calle porque tu trabajo lo va a hacer alguien o algo más barato, aunque tu empresa esté en España alguien en Marruecos, y gracias a la tecnología, puede perfectamente dar asistencia a tus clientes en cualquier lugar del Mundo. Es el capitalismo especulativo, en el que se juega con el dinero como en los casinos. Un capitalismo que genera pocos puestos de trabajo y si lo hace es en condiciones lamentables. Esto implica que la estructura expulsa del sistema a millones de personas diariamente. Lo que veremos en los próximos años es una devaluación salvaje de la fuerza de trabajo, sobre todo en Europa o en países industrializados. Lo bueno, o malo según se mire, es que la lucha social prácticamente ha terminado pues ya hemos conseguido en un siglo la mayoría de las reivindicaciones laborales que nos permiten tener un estado de bienestar social digno y avanzado; ni siquiera quedan partidos auténticamente comunistas con adeptos suficientes para ser destacados en el marco político. Pienso que no se va a poder imponer esta devaluación brutal de la fuerza de trabajo y el desmantelamiento de la sociedad tal cual la conocemos a menos que se utilicen mecanismos autoritarios en línea con formas de gobernabilidad duras, al estilo Bush, o véase también el caso de Shröeder y lo que hizo con la Siemens en Alemania, Sintel en España, etc, etc...
¿¡ Cómo podemos pretender que hay que apoyar al máximo a la empresa cuando hoy es prácticamente imposible!? . La vinculación de un trabajador con la empresa es difícil cuando se cierne sobre él la amenaza de que en cualquier momento le van a poner en la calle. Como esto siga así habremos acabado con el trabajo industrial o de servicios en unos 30 años, porque el trabajador más barato del mundo, incluso en Vietnam, habrá sido sustituido por algún modo de inteligencia artificial. Hace 5 años se buscaba (y aún quedan resquicios) mano de obra barata en Asia ; Bangalore para servicos de asistencia telefónica y tecnológica, Hanoi donde miles de niños cosen zapatillas Nike, espárragos producidos en Perú y embasados en Huesca, etc... Esto puede ser una revolución arrolladora e incluso puede ser demoledora, con un periodo oscuro de agitación social, pero en función de cómo lo encajemos también puede ser el nacimiento de una nueva civilización. En cualquier caso pienso que es el desafío más importante que jamás haya tenido la humanidad en relación con la tecnología y la deslocalización de los mercados.
Hoy la web de mi empresa genera un 75% de la facturación diaria, mañana un empleado de un outsourcing en una "república bananera" hará lo que hace otro directo por 800 euros al mes y sin rechistar pues tal vez de ello dependa el envío de dinero a su casa en Ecuador...Esto es la culminación de la sinrazón, bien-llamada en los medios Neoliberalización; hemos explotado a países ricos en materias primas y hemos creado bolsas de pobreza que buscan un mundo mejor para sus hijos en países industrializados.
Nos empezamos a quedar sin trabajo gracias a la globalización y tal vez también tengamos que emigrar , quien sabe si a una mina de esmeraldas en Colombia o a vender collares en las playas de Phuket...a mí se me dan a elegir, después un buen análisis SWOT y de visto lo visto, que me den un puesto de frutas en la playa de Aguamarga , o lo mismo me pongo a criar avestruces para los neocons que les mola lo exótico cantidad.
Un viaje más ( con tempestad Kirill incluida...ufffff)



.

"Quizás las cosas vayan a peor y entonces mejoren.
Quizás exista alguna pequeña diosa allá en el cielo preparándose para acudir en nuestra ayuda.

Un mundo diferente no sólo es posible sino acaso ella ya lo tenga previsto.

Quizás muchos de nosotros no estemos ya aquí para darle la bienvenida cuando ella llegue, pero en estos días tranquilos,
si escucho atentamente, puedo oir como respira "
***
Arundhati Roy